La pesca en pequeña escala es vital para la seguridad alimentaria y erradicar la pobreza: CONAPESCA ante la FAO

Posted on Actualizado enn

Delegación Mexicana en RomaROMA, Italia, 15 de junio.- Al concluir su participación en el XXXI periodo de sesiones del Comité de Pesca de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el titular de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), Mario Aguilar Sánchez, manifestó, a nombre de la delegación de México, su respaldo a las nuevas directrices para lograr la sustentabilidad de la pesca en pequeña escala, en el contexto de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza, que fueron adoptadas por el organismo internacional.

Al celebrar la adopción y formalización por parte de la FAO de las directrices que inciden en el desarrollo regional, la delegación mexicana solicitó que esta declaración quede incluida en el informe del Comité, tras considerar que “es importante reconocer que para asegurar la sustentabilidad de los recursos deben tomarse medidas de conservación que en ocasiones impactan negativamente a las comunidades de pescadores, por lo que es necesario adoptar mecanismos de compensación económica”.

El comisionado nacional de Acuacultura y Pesca, al encabezar la misión de México a estas sesiones, se reunió con los directores general de la FAO, José Graziano Da Silva, y en dos ocasiones con el de Pesca, Arni M. Mathiesen, con quien acordó la próxima realización de dos encuentros regionales, uno de ellos dentro de cuatro semanas y que contará con la participación de dirigentes del sector pesquero nacional; el segundo también en este año, con fecha aún por definir.

El titular de la CONAPESCA sostuvo en la sede de la FAO reuniones bilaterales y multilaterales con los viceministros de Guatemala, Perú, Chile, Honduras y Japón, en los que se analizó la problemática y coincidencias en materia pesquera de las respectivas regiones.

Como integrantes de la delegación de México participaron además, el senador Francisco Salvador López Brito, presidente de la Comisión de Pesca del Senado de la República; el director general del Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA), Raúl Adán Romo Trujillo; el embajador de México en Italia, Miguel Ruiz-Cabañas Izquierdo y el Presidente de la Confederación Nacional Cooperativa Pesquera, Armando Castro Real.

Durante su participación en mesas de trabajo del Comité de Pesca de la FAO, se informó que México promueve laboratorios privados productores de semilla, con estricto apego sanitario y cuidado ambiental.

“Nuestro país está impulsando granjas integrales donde podamos producir una diversidad de alimentos para el sustento alimentario de las familias rurales”, reiteró Mario Aguilar.

En otra mesa de trabajo se abordó el tema del Comercio Pesquero, el cual fue calificado por el titular de la CONAPESCA como “una de las tareas más importantes de la FAO” por la temática que incluye: Subvenciones, Ecoetiquetado, Acceso a Mercados, Trazabilidad y Consumo.

Al respecto, el posicionamiento de México es de apoyo a que se continúe analizando el tema de subvenciones a la pesca en los foros apropiados que son la FAO y la Organización Mundial del Comercio (OMC), “pero que se haga de manera integral, revisando todas las subvenciones que incidan negativamente en la pesca y no sólo algunas de ellas, selectivamente”.

La delegación mexicana señaló en la declaración correspondiente que, “con respecto al examen de los requisitos para el acceso a mercados, reconocemos la importancia de continuar trabajando en la mejora de la inocuidad y la coordinación de la FAO con la Organización Mundial de la Salud (OMS); no obstante que es una asignatura pendiente del Subcomité del Comercio Pesquero, el analizar comparativamente los aranceles que se aplican al comercio de los productos pesqueros, que en ocasiones inhiben dicho intercambio comercial”.

En la declaración que se pidió conste en actas, se agrega que “nos sumamos al sentir del Subcomité sobre el riesgo de que los sistemas de ecoetiquetado constituyan restricciones al comercio. Es necesario aumentar la investigación sobre los efectos del ecoetiquetado en la sostenibilidad de las pesquerías, pues en ocasiones además de barreras injustificadas al comercio, crean un incentivo a la depredación de los ecosistemas y ser discriminatorias, difícil de verificar y poco transparentes, según determinó la OMC”.

El titular de la CONAPESCA consideró que es un hecho la proliferación de ecoetiquetados, que cuando están bien construidos y basados en evidencia científica y documental sólida pueden ser herramienta útil para la sustentabilidad, pero “nos preocupa la utilización de etiquetados carentes de una base biológica, científica o metodológica robusta, lo cual fue una de las razones por la que la FAO dio unas directrices que disciplinarían tanto las certificaciones como los ecoetiquetados”.

Finalmente, se estableció que México respalda y estima necesario robustecer el trabajo y responsabilidades del Subcomité de Comercio Pesquero de la FAO y agradeció al Reino de Marruecos su ofrecimiento de hospedar la décimo quinta reunión.

En otra de las mesas de trabajo del Comité de Pesca de la FAO, la delegación mexicana reiteró que la acuacultura es la actividad que proporcionará los grandes volúmenes de alimentos que se demandan, aunque tal desarrollo expone a esta actividad a ser impactada por enfermedades en varios cultivos.

Refirió el comisionado que, en los últimos años, la camaronicultura ha sido significativamente afectada, en Asia primero y en América después, con lo que se conoce como síndrome de muerte temprana y no es la primera ocasión que el cultivo de camarón enfrenta graves enfermedades.

Por ello, “México propone que el Subcomité aborde de manera permanente y estratégica el tema sanitario para establecer directrices que minimicen los problemas de enfermedades”, con la adopción de medidas armónicas por regiones, indicó el titular de CONAPESCA.

Abundó que en actividades acuícolas es necesario considerar entre las amenazas para la actividad pesquera a las especies exóticas invasoras no comerciales, que pueden impactar negativamente a pesquerías establecidas, como es el caso de la tilapia, afectada por la invasión del pez diablo (plecustomus).

Por lo anterior, en el encuentro se alertó sobre el riesgo que representa la promoción de la acuacultura basada en especies exóticas, principalmente en la biodiversidad nativa y las posibles consecuencias ambientales; cualquier actividad que se realice debe basarse en el enfoque por ecosistemas, de lo contrario se pondrá en riesgo el abastecimiento de bienes y servicios que sustentan en particular a las comunidades rurales.

Otro tema abordado fue el de los residuos generados por la actividad pesquera, que generan problemas ambientales y socioeconómicos, por lo que debe ser atendido en forma integral y sustentable a fin de proponer alternativas para su adecuada gestión.

Al analizarse lo relacionado con la degradación genética de los cuerpos de agua continentales, lo que representa una disminución de producción y calidad, la postura de nuestro país fue en el sentido de que debe realizarse la resiembra segura con especies nativas y evitar la introducción de otras que pongan en riesgo nuestros recursos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s